Historia

Sobre la historia de Carchuna y Calahonda hay muy poco escrito y mucho por escribir. Nos consta que hay autores que han publicado sobre aspectos parciales de la misma. Nosotros hemos hecho una recopilación de distintas fuentes, que citamos y, si sirve para despertar su curiosidad y ampliar la información, es que hemos conseguido interesarle en nuestros pueblos… hemos conseguido nuestro objetivo que es…acercarle a nuestro “Llano de Carchuna y Calahonda”

Historia de Calahonda:

El núcleo de población de Calahonda se constituyó en torno a su puerto. Las principales huellas que han llegado a nuestros días las dejaron los hombres del XIX. También fue a finales de este siglo (1872) cuando los católicos de Calahonda ya no tienen que desplazarse hasta Gualchos para oír misa y ven terminada su iglesia de la Purísima. Sin embargo, también posee monumentos anteriores. La atalaya del Zambullón se encuentra sobre un acantilado bastante vertical, cerca de la carretera y en dirección a Castell de Ferro, pasada la localidad de Calahonda. La construcción data del siglo XVI y su misión era proteger la embocadura del puerto de los piratas. También servía para vigilar la playa de La Rijana, cruzando su fuego con la del Llano de Carchuna a Poniente y con el Fuerte de Castell a Levante. Está hecha de mampostería de piedra caliza y mortero de cal. Muchos proyectos quedaron para la historia no conclusa de Calahonda, como la construcción de un nuevo arsenal en el puerto o la unión por medio de un ferrocarril de la población con la capital para el tráfico de mercancías.

La historia de Calahonda siempre ha estado unida a la del mar. En la actualidad es un lugar ampliamente visitado por aficionados a la pesca de caña y la submarina. El chapoteo de las olas en las rocas hace sospechar –junto con la leyenda– que un buen número de secretos se quedaron ocultos en el fondo de esta agua

Como también ha quedado enterrada en el tiempo su tradición de puerto pesquero que aventajó hasta el siglo XIX al del Varadero, de Motril. Pocos saben hoy día que era donde atracaban los barcos de comercio que navegaban hasta el continente americano y a otros puntos del mundo, por considerarse que su ensenada tenía mejor fondo para ello. Fue en 1841 cuando se concede al puerto de Calahonda la categoría de aduana de segunda clase, como han difundido en los últimos tiempos los historiadores locales.

Uno de los hechos que tienen casi la certeza de que ocurrió en realidad es que el 13 de octubre de 1805 un barco inglés, con bandera española, se adentró en las costas granadinas, pasando el castillo de Carchuna y el Farillo hasta el puerto de Calahonda, donde izó su verdadera bandera y empezó a atacar con cañones a los barcos que había allí atracados. (extraido de “Página turística oficial de la provincia de Granada” © Patronato Provincial de Turismo de Granada I Diputación de Granada (web)

Historia de Carchuna:

Las crónicas de la Historia hacen mención de Carchuna a partir de la construcción de su castillo-fortaleza.

Hasta el siglo XVII toda esta costa y sus llanos eran lugares desiertos, refugio de corsarios berberiscos desde los que extendían sus expediciones de saqueo y destrucción hasta el interior.

En el año 1773, por una real orden de Carlos III se construye el fuerte de Carchuna, obra que se enmarca en la red defensiva de torres de vigilancia y castillos levantados a lo largo de litoral mediterráneo, con el fin de defender los fondeaderos de los ataques moriscos.

El pueblo de Carchuna está situado al S.E de la Comunidad Autónoma de Andalucía. En una pequeña llanura, conocida con el nombre de Llanos de Carchuna, a orillas del Mar Mediterráneo, en la Costa Tropical de la provincia de Granada. Límites Limita al N con las estribaciones de la sierra del Conjuro (Cordillera Penibética), Al S. con el Mar Mediterráneo, Al E. con la Rambla del Rejón y al O. con el Cabo Sacrati. Población El núcleo de población de Carchuna tiene su origen en los diversos cortijos que se asentaban en el llano dedicados a una agricultura de tipo familiar.

Asi pues, es una historia muy reciente, ya que, como primeros nucleos de población data del siglo XX. Primero había algunas casas aisladas en un campo semidesértico cuajado de cactus, palmitos y palmeras. Más tarde se pone en cultivo el Llano, atrayendo población que hace nacer el primer nucleo, lo que se conoce como Carchuna.

Esta población tiene su origen con el asentamiento en Los Llanos, donde pequeños agricultores fueron formando el núcleo poblacional, nutrido por familias que procedían de diversas localidades de la Alpujarra como Torvizcón o Rubite. El despegue definitivo llegó con la construcción de viviendas a cargo del Instituto para la Reforma y Desarrollo Agrario. La inmigración también ha hecho crecer en los últimos años este pueblo, donde la población ya supera las 2.000 personas.

En el año 1974 termina de construirse por el I.R.Y.D.A. ( Instituto para la Reforma y Desarrollo Agrario ) un pueblo de los llamados de colonización, que se sitúa justo al lado del núcleo antiguo ‘el pueblecillo’, construido con escasos medios por los propios agricultores que se fueron asentando en el llano, con lo que la afluencia de población crece de forma espectacular

La agricultura marca el ritmo de crecimiento económico de este pueblo y tiene su punto de inflexión en el desarrollo de la agricultura intensiva bajo plástico. Los invernaderos cambian el paisaje pero también la economía carchunera que gira fundamentalmente en torno a estas explotaciones agrarias. No obstante, Carchuna tiene también un fuerte atractivo turístico que se centra en las playas y donde diferentes negocios hosteleros y campings ofertan una interesante propuesta para los visitantes.