Las charlas para prevenir timos y estafas llegan a su recta final en las ELAS con una participación de casi 3.000 mayores

Tras su gran acogida en Motril, donde asistió la práctica totalidad de usuarios de los centros de día, el programa impulsado por el área de Servicios Sociales junto a la Policía Nacional también ha dado las claves a los mayores de Carchuna-Calahonda para evitar convertirse en víctimas de estos hechos delictivos.

La presidenta de la Entidad Local de Carchuna-Calahonda, Concepción Abarca, ha acompañado a los asistentes a las charlas de prevención de timos y estafas que bajo el título ‘Mayor’ e impulsadas por la concejalía de Servicios Sociales junto a la Policía Nacional, se dirigen estos días a los mayores del municipio, al tratarse del colectivo más vulnerable para convertirse en víctima de estos hechos delictivos.

Tras la gran acogida que ha cosechado esta iniciativa en Motril, donde ha participado la práctica totalidad de usuarios de los centros de día, Abarca ha mostrado su satisfacción por la masiva participación que también está obteniendo en los anejos, en cuya recta final ya contabiliza cerca de los tres mil participantes, a quienes el agente Francisco Cazalilla ha aportado las claves para detectar a personas y circunstancias que puedan estar relacionadas con la comisión de un fraude.

“Es importante que las distintas Instituciones trabajemos conjuntamente en el desarrollo este tipo de estrategias para implantar entre nuestros mayores una cultura preventiva que les impida ‘caer’ en engaños, timos o estafas” –ha señalado la presidenta de la ELA.

De igual modo, Concepción Abarca ha alabado la implicación de la Policía Nacional en el desarrollo de este proyecto pionero en España y que pretende canalizar las quejas y necesidades de la población involucrando activamente al ciudadano por sectores.

El propio Francisco Cazalilla subrayaba los grandes resultados que ha arrojado esta iniciativa en los cinco años en que se lleva impartiendo, al tiempo que ha advertía que aunque los timos como el de la estampita o el tocomocho son ya poco habituales en la localidad, si persisten todavía estafas como la del falso revisor del butano, que presenta una elevada factura en concepto de un servicio que no está regulado por la empresa concesionaria del gas, o la de los llamados ‘cocoteros’, personas que se colocan en las colas de las entidades bancarias y aprovechan el descuido de quienes están sacando dinero para robarles.

Concepción Abarca ha concluido agradeciendo a todos los participantes su asistencia a estas charlas, al tiempo que ha asegurado que la Entidad Local de Carchuna-Calahonda “seguirá apostando por su celebración, dado que los conocimientos que en ellas se aportan son de gran interés para la ciudadanía”.

GABINETE DE COMUNICACION DEL AYUNTAMIENTO DE MOTRIL

¡Comparte!

Quizás te pueda interesar...